El BOE del 18-03-2020 recoge el Decreto Ley con un nuevo paquete de medidas para paliar la crisis provocada por la pandemia sanitaria. La norma recoge medidas para quienes pierdan su empleo, préstamos a empresas y moratoria del pago de hipotecas y otros impuestos y veto al corte de suministros básicos para las personas vulnerables, entre otras medidas. Todas las reformas contenidas en este documento, excepto aquellas con plazos específicos, tendrán la vigencia de un mes, ampliable en caso de que se alargara la situación de crisis.

resumen medidas economicas web

 

  • ERTES

    • Las empresas afectadas por la situación puedan alegar causa mayor y poner en marcha Expedientes Reguladores Temporales de Empleo (ERTE), es decir, que puedan despedir de forma temporal a sus trabajadores o reducir sus jornadas.
    • Las empresas no tendrán que pagar las cuotas de la Seguridad Social si tienen menos de 50 trabajadores. Las que tengan más pagarán el 25% de dichas cuotas
    • Todas estas medidas laborales están supeditadas a que las empresas mantengan el empleo durante seis meses desde la reanudación de la actividad.
    • Los empleados podrán recibir la prestación por desempleo aunque no hayan cotizado el tiempo mínimo exigido y ese subsidio no contará en un futuro a la hora de calcular cuánto han gastado de prestación. Eso sí, el contrato debe ser anterior a la entrada en vigor de este Decreto Ley. Para calcular ese subsidio, se tendrán en cuenta los 180 últimos días trabajados o, si son menos, los que haya estado empleado en esa empresa.

  • ATÓNOMOS

    • Los autónomos que, a causa de las medidas de contención del coronavirus, tengan que cesar su actividad o vean reducida su facturación al menos un 75% -datos del mes anterior a la solicitud con respecto al promedio semestral- podrán pedir una ayuda extra. Se trata de una prestación “excepcional”, que durará solo un mes o, en caso de que el estado de alarma dure más de ese tiempo, hasta el último día. Y que contará como periodo cotizado. Supondrá el 70% de la base reguladora.
    • Para recibirla deben estar al corriente de pagos con la Seguridad Social.

  • TRABAJADORES

    • Quienes no puedan trabajar porque tengan que cuidar de menores -por la cancelación de las clases-, mayores o personas dependientes, ya sea el cónyuge o pareja de hecho o familiares hasta de segundo grado, y trabajen como asalariados, tienen derecho a que la empresa adapte o reduzca su jornada, incluso hasta el 100%

  • APOYO A PERSONAS VULNERABLES

    • Moratoria del pago de hipotecas para personas vulnerables que vean rebajados sus ingresos a consecuencia de la crisis, que podrán solicitar al banco a partir del 19 de marzo, acreditando que cumplen las condiciones que marca el Gobierno. Esta moratoria no provocará intereses.
    • Según el texto literal de la norma, deben cumplir todas estas condiciones (dada la cantidad y la dificultad de comprobar todas ellas, hemos preguntado al Gobierno si se trata de un error y seguimos a la espera de respuesta):
      • Haber perdido el empleo o, en el caso de empresarios y autónomos, haber sufrido una pérdida sustancial en sus ingresos o ventas (al menos de un 40%).
      • Que el pago de la hipoteca y los suministros básicos suponga el 35% o más de los ingresos netos de la unidad familiar.
      • Que el esfuerzo para el pago de la hipoteca haya crecido, esto es, que se haya multiplicado por 1,3 ese porcentaje de los ingresos destinados a la cuota.
      • Que los ingresos de la unidad familiar en el mes anterior a la solicitud no superen:
        • Tres veces el IPREM (1.613,52 euros). Cuatro veces en caso de que la familia cuente con algún miembro con discapacidad, dependiente o incapacitado. Cinco veces si el deudor es discapacitado físico de al menos un 65%, o mental de un 33%, o en casos de enfermedad grave que no le permita trabajar.
        • Estas cantidades se incrementarán 0,1 veces el IPREM por cada mayor de 65 años y por cada hijo (0,15 veces en familias monoparentales).
  • APLAZAMIENTOS

    • El Decreto Ley también suspende las ejecuciones hipotecarias (desahucios) y los plazos de pago de deudas tributarias hasta el 30 a abril de 2020, siempre que los procedimientos se hubieran iniciado antes de su entrada en vigor hoy mismo.
    • Todas las personas que tengan que darse de alta en el paro o reanudar las prestaciones y lo hagan fuera de plazo: no se reducirá la ayuda a la que tienen derecho. Y los servicios públicos de empleo podrán prorrogar de formar automática tanto el subsidio como las ayudas a mayores de 52 años sin necesidad de que el trabajador presente su solicitud.
    • En paralelo, los plazos para devolución de productos comprados en persona o por internet se suspenden durante la vigencia del estado de alarma.
    • El Decreto Ley amplía hasta el 13 de marzo de 2021 y de forma automática la validez de los DNI caducados desde la entrada en vigor del estado de alarma.

  • SUSPENSIÓN DE CONTRATOS PÚBLICOS

    • Posibilidad de suspender o ampliar contratos públicos y resarcir, en algunos casos, a las empresas, siempre que justifiquen que los retrasos o paralizaciones están vinculadas a los efectos de la crisis y del estado de alarma.

  • AVALES A EMPRESAS Y PRÉSTAMOS BLANDOS

    • El Gobierno aprueba una nueva línea de avales de 100 millones de euros. Y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) podrá ampliar su endeudamiento neto en 10.000 millones de euros para poder dar más créditos.
    • Además, crea una línea aseguradora de 2.000 millones de euros para las empresas exportadoras que vean afectada su actividad por la crisis.
    • En paralelo, las sociedades y fundaciones podrán firmar acuerdos de forma no presencial y quedan suspendidos los plazos de presentación de informes de gestión, cierres de ejercicio y cuentas anuales. Y también amplía los plazos de remisión de información a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de las empresas cotizadas.

pdfDescarga del texto íntegro del decreto742.67 KB